La botella Nº 78: El amor y la fantasía de Assia Djebar

magic life

Su verdadero nombre era Fatima-Zohra Imalayène. De origen argelino y nacionalidad francesa era una de las autoras más famosas e influyentes del Magreb. Fue elegida miembro de la Academia Francesa en 2005. Una de las grandes narradoras del siglo XX, destacó también como ensayista, cineasta, dramaturga, profesora de Literatura en varias universidades en tres continentes. Sus clases recuerdan todavía en Argelia, Marruecos, Francia y Estados Unidos. Y sus libros componen el célebre Cuarteto argelino y siguen marcando importantes ventas en librerías de todo el mundo: “El amor, la fantasía” (1985), “Sombra Sultana” (1987),  “Grande es la prisión”  (1995) y  “El blanco de Argelia” (1996). Su valiente lucha contra el integrismo islámico,  contra la regresión, la misoginia y humillación de la mujer era de sobra conocida. Así es el breve resumen de la huella que dejó Assia Djebar, uno de los iconos femeninos de nuestro tiempo.

Pero hoy me gustaría recordar a Fatima-Zohra Imalayène desde su lado más desconocido, más sensible y más humano. Hay historias que no dejan indiferente a nadie. Especialmente cuando tratan del amor. La condición femenina y sus raíces hacen especialmente temperamental el relato. Existe una base de misterio, de fuerza indomable de la pasión y del deseo con un fondo social, que hay que solucionar para salvar el amor. Es otra forma de pensar y de escribir.

Sigue leyendo