La botella Nº 128: “El peligroso Juego de Patriotas”

GPS

Era una apacible mañana del pasado mes de junio cuando el capitán de un barco mercante ubicado en el puerto ruso de Novorossiysk avisó incrédulo a otros barcos cercanos que su GPS los situaba en un lugar equivocado, concretamente a más de 32 kilómetros tierra adentro en un pequeño aeropuerto. Y la gran sorpresa fue que sus señales AIS, que se usan para identificar de forma automática los buques, colocaban a todos dentro del mismo aeropuerto “Gelendjik”. Decenas de buques también fueron afectados. La inteligencia naval estadounidense llegó a la conclusión que se trató del primer caso documentado de “GPS SPOOFING”, es decir, falsificación de señales GPS. Lo que pasó en el Mar Negro prueba claramente que un dispositivo externo es capaz de causar una falsificación generalizada de la señal GPS. Parece ser que “nuestros socios rusos” se han pasado de la raya, divirtiéndose y jugando un poco.

Sigue leyendo

Anuncios