La botella Nº 82: “La espada misteriosa y el Manuscrito Voynich”

82

Hay misterios atemporales que ponen en jaque y mate el progreso tecnológico y la ciencia contemporánea. Me refiero a la espada de un caballero medieval, propiedad de Museo Británico que se puede ver actualmente en la Biblioteca Británica, y el Manuscrito Voynich catalogado como el ítem MS 408 en la Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos de la Universidad de Yale.

La criptografía clásica capituló hace tiempo ante estos dos enigmas y la cuántica va por el mismo camino. Uno de los mayores expertos mundiales en cifrado cuántico, Artur Ekert, profesor de la Universidad de Oxford, ha reconocido recientemente que el nuevo protocolo de criptografía cuántica capaz de luchar contra el libre albedrío y craquear prácticamente cualquier cifrado cuántico independiente, es incapaz de hallar la solución a lo que lleva desconcertando a los eruditos mundiales durante varios siglos. La desesperación es de tal magnitud que la institución londinense propietaria de la misteriosa espada desde el año 1835 y Universidad de Yale, donde se encuentra el manuscrito indescifrable, piden ayuda a los internautas para intentar resolver estos dos desafíos. Todo vale: teorías, traducciones, comparaciones, descodificaciones, etc.

Sigue leyendo

Anuncios

La botella Nº 80: “La historia de la habitación número 106”

Restaurant d'hiver Guillaume De Laubier

Hôtel Le Bristol Paris

El hotel “Le Bristol” de París está situado en uno de los barrios más exclusivos de la capital francesa. Su historia comenzó con la construcción de la Plaza de la Concordia y la modernización de los Campos Elíseos. El terreno extenso donde está ubicado actualmente el edifico fue vendido por El Duque de Noailles a un empresario del Rey Luis XV quién construyó ahí un hotel. La Condesa de Damasco adquirió la propiedad años más tarde y luego se lo legó a su hija, la viuda del Conde Charles de Vogüé.

En 1829 “El Hotel de Vogüé” (así se llamaba entonces el hotel “Le Bristol”) fue vendido al controvertido Conde Julio de Castellane que llevó a cabo una espléndida decoración interior del hotel. El excéntrico mecenas, partidario del amor libre y patrocinador del arte dramático, el Conde de Castellane mandó a construir su propio teatro privado en el hotel. Con sus elegantes fiestas el hotel se convirtió en un lugar de citas glamurosas de la alta sociedad parisina. Con los años la fortuna del propietario se esfumó junto con la imagen lujosa del hotel. Los herederos del Conde de Castellane estaban deseosos de deshacerse de la descuidada pertenencia y se lo vendieron después de la I Guerra Mundial al hijo de los propietarios del restaurante “Le boeuf à la mode”. Él se llamaba Hippolyte Jammet. Y con su nombre está relacionada la enigmática historia de la habitación secreta número 106. Una desconocida historia de horror, de valor, de amor y de concordia

Sigue leyendo

La botella Nº 79: “El colchón que detecta infidelidades: ¿innovación o degradación?”

Colchón

Mi actividad profesional está relacionada estrechamente con la promoción de la innovación, el desarrollo de proyectos en materia de I+D+i, transferencia de tecnología y formación universitaria. Dirigiendo durante muchos años una de las primeras spin-offs universitarias de nuestro país, tengo suficiente experiencia y una visión bastante positiva sobre talento de los jóvenes universitarios españoles.  Con satisfacción puedo constatar que en España sí se innova, especialmente en los círculos universitarios. Actualmente hay en torno a 1.500 start-up de base tecnológica en marcha, que ofrecen productos y servicios competitivos a pesar de una legislación anticuada, la actuación mejorable de la administración pública y falta constante de recursos financieros. Pero son problemas que tienen solución. Mucho peor es la moda actual y muy dañina de “emprender por emprender”. Incluso me recuerda en ciertos rasgos la burbuja del ladrillo. He aquí un ejemplo de la “estupidez que insiste siempre” en palabras de Albert Camus…

Sigue leyendo

La botella Nº 78: El amor y la fantasía de Assia Djebar

magic life

Su verdadero nombre era Fatima-Zohra Imalayène. De origen argelino y nacionalidad francesa era una de las autoras más famosas e influyentes del Magreb. Fue elegida miembro de la Academia Francesa en 2005. Una de las grandes narradoras del siglo XX, destacó también como ensayista, cineasta, dramaturga, profesora de Literatura en varias universidades en tres continentes. Sus clases recuerdan todavía en Argelia, Marruecos, Francia y Estados Unidos. Y sus libros componen el célebre Cuarteto argelino y siguen marcando importantes ventas en librerías de todo el mundo: “El amor, la fantasía” (1985), “Sombra Sultana” (1987),  “Grande es la prisión”  (1995) y  “El blanco de Argelia” (1996). Su valiente lucha contra el integrismo islámico,  contra la regresión, la misoginia y humillación de la mujer era de sobra conocida. Así es el breve resumen de la huella que dejó Assia Djebar, uno de los iconos femeninos de nuestro tiempo.

Pero hoy me gustaría recordar a Fatima-Zohra Imalayène desde su lado más desconocido, más sensible y más humano. Hay historias que no dejan indiferente a nadie. Especialmente cuando tratan del amor. La condición femenina y sus raíces hacen especialmente temperamental el relato. Existe una base de misterio, de fuerza indomable de la pasión y del deseo con un fondo social, que hay que solucionar para salvar el amor. Es otra forma de pensar y de escribir.

Sigue leyendo

La botella Nº 72: El desafío de Apple y el legado de Umberto Eco

eco+app

La semana pasada dos noticias han sacudido las conciencias de muchos intelectuales. La muerte del célebre escritor y filósofo italiano y la batalla de Apple por la revocación de la orden del FBI que le obliga a desbloquear el IPhone de un presunto terrorista. Aparentemente son hechos muy distintos, pero desde mi punto de vista tienen mucho en común. Ambos acontecimientos tratan de forma diferente el mismo leitmotiv: el coste de la libertad individual y su repercusión en el funcionamiento de la maquinaria estatal.

Sigue leyendo

La botella Nº 70: Existen galaxias ocultas detrás de la Vía Láctea

Vía Láctea
El aliento del Gran Atractor

En la botella Nº 62 escribí sobre la captación de misteriosas señales más allá de la Vía Láctea. Estas extrañas señales parecen estar originadas por misteriosos acontecimientos más allá de la Vía Láctea. Su captación permitirá saber más sobre la estructura cósmica en la red del Universo y ha servido ya como una prueba de la física fundamental a la teoría de la relatividad de Einstein. Él tenía razón en su teoría sobre las ondas gravitacionales. Hoy la Ley el de Equivalencia ha sido confirmada oficialmente.

Y aprovechando la presentación mundial del acontecimiento más importante de la física moderna de los últimos 100 años, quiero presentar el descubrimiento de cientos de galaxias ocultas detrás de la Vía Láctea. Hasta ahora han permanecido ocultas al otro lado de nuestra Vía Láctea. Este hallazgo ha sido posible a raíz de la búsqueda de explicación para la misteriosa anomalía gravitatoria conocida como “El Gran Atractor”. El importante descubrimiento se publicó recientemente en la prestigiosa revista científica “Astronomical Journal”.

Sigue leyendo

La botella Nº 68: ¡La guerra legal por los recursos espaciales ha comenzado!

Minería Espacio

Actualmente los precios de las materias primas han caído a su nivel más bajo en quince años. La depreciación de las principales commodities (no solamente de hidrocarburos) parece no tener fin. Pero los recursos minerales de nuestro planeta son limitados y muy valiosos. Ciertos materiales utilizados para la fabricación de dispositivos tecnológicos escasean, su elevado coste aumenta. Es lógico suponer que la creciente demanda tarde o temprano acabará con lo que tenemos aquí en la Tierra. Pero en otros cuerpos celestes abundan los preciados materiales en cantidades que acabarían con los problemas de suministro si estuvieran a nuestro alcance. ¿A quién le pertenece todo lo que está fuera de la Tierra? Es un tema más polémico de lo que parece, ya que relativamente pronto será tecnológicamente posible explotarlos comercialmente. Y la guerra legal ha comenzado…

Sigue leyendo