La botella Nº 99: “Así será el coche volador de Airbus”

airbus-coche-volador

El “A³” nos recuerda las clases de mates en el colegio, pero es una compañía asociada a Airbus ubicada en Silicon Valley. Desarrolla los proyectos más punteros de la firma aeroespacial europea. Para la nochevieja de 2017 presentará un prototipo funcional a tamaño real el futuro coche volador de Airbus.

Sigue leyendo

La botella Nº15. El misterio del vuelo MH370: ¿pudo ser hackeado el Boeing 777-200 como un Jeep Cherokee?

boeing

Hace unos días en la playa de la Isla francesa Reunión al sur del Océano Índico se han encontrado una pieza del avión, una maleta y dos botellas, una con inscripciones en chino y otra en indonesio. Finalmente se confirmó que se trataba de un fragmento del alerón del Boeing 777-200 del vuelo MH370, desaparecido misteriosamente en el marzo del año pasado. Hasta hoy, a pesar de numerosos recursos humanos y materiales, y más de cien millones de euros invertidos, la investigación permanecía prácticamente en punto muerto.

Como en cualquier trama detectivesca el primer avance se debe a la suerte circunstancial. En este caso el hallazgo ha sido posible ya que el alerón del Boeing está fabricado de un compuesto sintético, es ligero y flota. Su estructura interna de fibra de carbono es muy resistente, arrancado de cuajo contiene valiosa información. Las modernas técnicas de investigación permitirán averiguar si el avión se desintegró en el aire, si hubo o no una explosión, o el aparato se estrelló sobre la superficie del mar. Incluso a qué velocidad. Importantísimos son también los pequeños crustáceos pegados al alerón. Su especie, su edad y procedencia podrán ayudar a la localizar otras piezas del avión siniestrado, indicando el trayecto que han recorrido y el tiempo que han permanecido en el agua.

Sigue leyendo

La botella Nº11. La patente de un avión revolucionario europeo capaz de posicionar a la UE en la vanguardia mundial

Airbus. Concepto del jet supersónico

Cuando en el 1976 el “Concorde” comenzó operar vuelos comerciales con la inauguración de las rutas Londres – Bahrein y Paris – Rio de Janeiro, continuando luego con los vuelos regulares entre Londres y París con Nueva York, eran otros tiempos. Con sus tinieblas, pero con mucha más ilusión. Tiempos de grandes planes, de imposibles sueños, de políticos de la talla de Valéry Giscard d’Estaing y de Helmut Schmidt.

Hoy han cambiado muchas cosas. El muro de Berlín ha caído, pero en su lugar se levantaron muchos otros – los peores en la mente de los europeos. No tenemos sueños ambiciosos, no tenemos políticos carismáticos, y prácticamente ningún proyecto europeo que nos ilusione de verdad. Hasta la moneda única es un foco de tensión permanente. Los vuelos supersónicos han dejado paso a “low-cost” en todas las facetas de nuestras vidas.

Pero la noticia publicada hoy traspasa las fronteras del mundo aeronáutico y nos proporciona una pequeña esperanza. El fabricante aeronáutico europeo Airbus ha registrado la patente de un avión revolucionario que podría volar 4,5 veces más rápido que la velocidad del sonido y conectar Madrid y la ciudad de México en unas tres horas o recorrer la distancia que separa Londres y Nueva York en apenas una hora.

Sigue leyendo