La botella Nº 144: “Se llama ONYX, se apellida Lockheed Martin y es un exoskeleton”

ONYX

Hoy el Pentágono hizo público las pruebas de campo de un exoesqueleto de combate. De acuerdo con la información disponible, el dispositivo ha sido desarrollado por Lockheed Martin y se llama ONYX.

Con este dispositivo el personal militar podrá cubrir largas distancias corriendo o caminando sin fatiga y sin lesiones. El novedoso artefacto pesa 6.4 kg, puede soportar hasta 100 kg de peso y su tiempo en funcionamiento es de 8 a 16 horas dependiendo de la fuente de recarga utilizada, los objetivos cubiertos, climatología y la geografía del terreno.

Lo poco que se sabe sobre el exoesqueleto se puede resumir en unas pocas líneas: se adapta a los movimientos de una persona, determina con qué peso y en qué terreno se mueve y cruzando los datos en tiempo real traza el mejor camino. Además, el dispositivo ayuda con el ascenso y descenso de las tierras altas.

Supongo que los desarrolladores del ONYX también han incluido algún algoritmo de gestión hibrida de la Inteligencia Artificial: intuyo que el exoskeleton cuenta con algún algoritmo de autoaprendizaje, capaz de mejorar la cartografía del GPS. Además, no sería descabellado pensar que ONYX, utilizando datos híbridos en tiempo real puede detectar si su “amo” está herido y efectuar la evacuación del campo de la batalla por sus propios medios si la vida del soldado corre peligro.

Felicito a los padres de ONYX, pero con cierto sabor amargo. Es una lástima que semejante artefacto se adapta antes al terreno militar, dejando su uso civil a medio y largo plazo. Imaginase a cuantas personas con problemas de las articulaciones de la rodilla y/o la columna vertebral podría salvar ONYX, devolver la capacidad de movimiento, mejorando su calidad de vida y las expectativas laborales.

En una sociedad occidental que seguirá envejeciendo a gran velocidad, prefiero mil veces a ONYX de uso civil, que a los “robots sexuales” disponibles ya en el mercado. Los dos artefactos llevan incorporados sistemas de inteligencia artificial, aunque en caso de los humanoides sexuales se trata de sistemas muy básicos, incapaces de proporcionar ningún placer que no sea por rose o fricción. Sus varias personalidades programadas y sus “conversaciones” tienen el mismo efecto de convicción que Sr. Rajoy insistiendo que ahora el país le necesita más que nunca.

Y quien sabe si algún día veremos por YOUTOBE a los ONYX manifestándose con el eterno slogan: “Make love not war”.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s