La botella Nº 123: “¡El billete de 0 euros autorizado por el BCE!”

billetes-cero-euros

En principio el billete de cero euros sonaba como una broma. Pero este billete de 0 euros es un billete real y en curso legal gracias a la autorización expresa del BCE y a un proyecto de ley alemán que ha sido necesario para permitir su circulación. Se trata de un billete auténtico, impreso en papel moneda legal y de un tono violáceo. Cuenta con todos los elementos de seguridad, al igual que los que llevamos en la cartera: ¡con su sello holográfico, sus elementos en relieve, su hilo de seguridad y sus marcas de agua, para impedir su falsificación!

La duda que tengo es la siguiente: ¿es el negocio que todos soñamos hacer algún día, un pelotazo limpio para llamarlo de alguna manera, o el «síndrome de Casandra» de Mario Draghi? Quizá el presidente del BCE utiliza con su permiso institucional un concepto ficticio usado para describir a quien cree que puede ver el futuro, pero no puede hacer nada por evitarlo…

Oficialmente la moneda de 0 euros está dirigida a servir como souvenir en la costa norte de Alemania, pensada para coleccionistas y turistas que visiten el estado de Schleswig-Holstein, pero el entusiasmo que ha desatado su aparición denota su potencial como símbolo de una comunidad dispuesta a celebrar su moneda pese a las dificultades que ha atravesado o, quizá, precisamente a causa de estas.

Desde el punto de vista empresarial la operación financiera de 0 euros es absolutamente genial ya que se vende por 2 euros y 50 céntimos. Por tanto, su emisión es un bombazo. No hay divisa que ofrezca un beneficio bruto de salida sobre la venta del producto del 250%. ¡Y ya está agotado! Este raro ejemplar, realmente genuino, tiene una gran demanda entre los coleccionistas.

Pero también nos queda otra posible lectura. Viendo los últimos acontecimientos de la ingeniería financiera que sacude la economía real a pesar de los tímidos esfuerzos del BCE para poner el coto a la avaricia de determinados banqueros, la introducción de moneda sin valor en el mercado es fundamental para la adquisición de algunos productos bancarios que tampoco valen nada. El futuro resolverá mi duda. ¿Absolverá a los bancos? No lo sé. Pero he leído a Confucio y él decía: “estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s