La botella Nº 105: “¿Proyecto Frankenstein o Proyecto Esperanza?”

bioquark-reanima

El Consejo de Investigación Médica de India (ICMR) ha impedido la realización de un controvertido experimento que intenta traer a la vida a las víctimas de accidentes con muerte cerebral. El proyecto, llamado “ReAnima” no es ciencia-ficción, es tan real como cualquier otro del ámbito de biotecnología 4.0, pero… algo inquietante y un poco perturbador…

Un cirujano ortopédico llamado Himanshu Bansal anunció los planes que quería llevar acabo en el Hospital Anupam donde trabaja, en el estado indio de Uttarakhand.  Querría aplicar a unas 20 personas con muerte cerebral una serie de intervenciones que incluían inyecciones de células madre mesenquimales. Dichas células multipotenciales pueden producir más de un tipo de célula especializada del organismo. Aparte del controvertido cócteil al más puro estilo “Cuba Libre” de péptidos, el equipo médico quería aplicar también a los muertos una estimulación con láser transcraneal y otra eléctrica del nervio mediano, un nervio principal que se extiende desde el cuello hasta el brazo.

Según ha explicado el propio doctor, estas técnicas ya han demostrado mejorar la cognición en pacientes con lesión cerebral traumática. Y el equipo de Dr. Bansal quiso dar otro paso decisivo para averiguar hasta dónde puede llegar la investigación sobre la muerte cerebral y si es posible “resetear” el cerebro humano. Para conseguirlo, los médicos hindúes han recibido la ayuda de “BIOQUARK”, una empresa de biotecnología con sede en Filadelfia, Pensilvania (EE.UU.). La empresa biotecnológica norteamericana había acordado suministrar los péptidos que se supone ayudarían a regenerar las células cerebrales.

Los investigadores confiaban a “resetear” el cerebro con un proceso similar al que se ve en algunos anfibios, capaces de regenerar una porción del cerebro incluso después de haber sufrido un trauma grave. Según sus estudios previos es posible alcanzar el “estado de conciencia mínima”.

En otras palabras, Dr. Bansal quería traer personas con muerte cerebral de nuevo al mundo de los vivos, aunque sean unos zombis al fin y al acabo. Si tuviera éxito, sus “pacientes” mostrarían destellos de conciencia, como mover sus ojos para seguir objetos. Aunque hay poca evidencia de que las personas con muerte cerebral puedan recuperar dicha función, Dr. Bansal se aferraba a un número de casos descritos en la literatura médica de personas que parecen haber recuperado plena conciencia a partir de un estado de conciencia mínima.

La idea de “regresar” de la muerte cerebral no es muy nueva. Ni tampoco tan sencilla. Pero un porcentaje mínimo de éxito nadie les puede negar. Al mismo tiempo, los científicos creen que el experimento ReANima puede no justificarse éticamente. Aunque el experimento tuviera éxito, hay que contar con el dolor emocional y el trauma que podrían sufrir los familiares.

El CEO de BIOQUARK Dr. Iro Pastor ha subrayado que sus trabajos experimentales se hacen en el marco de los límites del sistema nacional de salud y que para el experimento ReANima contaban con la autorización de un comité de expertos estadounidense e hindúes. Pero dicho permiso ha sido revocado hoy mismo de forma urgente sin explicación alguna. Los directivos de la empresa biotecnológica estadunidense y el equipo médico del Dr. Bansal han lamentado públicamente la decisión de las autoridades. A su juicio, el ensayo podría abrir la puerta a nuevas terapias para regenerar daños cerebrales en pacientes vivos en coma, y para tratar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer. Actualmente los responsables del proyecto, están buscando una vía para continuar con el experimento, si es necesario, fuera de la India.

Y qué opina mi fiel lector: ¿la notica es extraña e inquietante o buena y esperanzadora? ¿Les ofrecemos la Universidad Autónoma de Madrid para llevar acabo dicho experimento? Quizá no sería posible resucitar a los muertos, pero para algunos dinosaurios de la casa el experimento podría ser esperanzador para rescatar algún día del olvido el sentido común, la conciencia y la vergüenza. Afortunadamente para una minoría…

Anuncios

One response to “La botella Nº 105: “¿Proyecto Frankenstein o Proyecto Esperanza?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s