La botella Nº 95: “La UE 2016: Francia y Polonia en pie de guerra”

francia-y-polonia

Vergüenza ajena siento yo viendo cómo se están comportando los países que forman parte de la Unión Europea. Por si no habéis enterrado hay una guerra fría a pequeña escala entre Francia y Polonia, después de que el nuevo Gobierno conservador de Ley y Justicia (PiS) decidiera romper la semana pasada un contrato con Airbus por la compra de 50 helicópteros Caracal, valorado en unos 3.000 millones de euros. Tras conocer la decisión, el presidente francés, François Hollande, decidió cancelar la visita de Estado a Polonia programada en un principio para el próximo 13 de octubre, junto a su ministro de Defensa, Jean-Yves Le Drian. Francia habla ahora de revisar todos los programas de cooperación militar franco-polaca, por lo que consideran un golpe político, una navajazo a la espaladas de la UE. El Ejecutivo galo acusa al Ejecutivo polaco de ser un “pasajero clandestino” en la UE. Ver para creer…

La decisión se Polonia se confirmó el pasado viernes cuando el Ministerio de Defensa polaco confirmó a Airbus Helicopters su intención de anular el contrato, firmado en 2015, por la adquisición de 50 helicópteros. Es un golpe bajo para la industria aeroespacial europea en general y para Airbus en particular.  Pero también esta decisión demuestra las contradicciones políticas en el seno de la Unión Europea. Es un hecho de máxima gravedad que Polonia está en una lógica de pasajero clandestino, toma todas las ayudas financieras europeas sin querer construir relaciones con sus vecinos y sin respetar las reglas del mercado único.

Desde su llegada al poder, el partido ultraconservador reclama a la OTAN nuevas ayudas militares para enfrentar al “invasor ruso“. En este sentido, Francia había respondido a la llamada poniendo a disposición del país aviones de combate y tanques durante los momentos de mayor tensión con Rusia por la situación en Ucrania, protegiendo el espacio aéreo y la frontera entre Polonia y Ucrania, así como la supresión de la venta de portahelicópteros a Rusia.

“Hay países europeos que creen que Estados Unidos siempre estará allí para protegerlos, incluso hasta el punto de comprar armas sólo en Estados Unidos y no a los europeos. Hay países que piensan que siempre habrá una manta que les haga inmune a todas las influencias”, había advertido Hollande el pasado jueves en un discurso sobre Europa antes de conocer la decisión de Varsovia.

París denuncia que Polonia, el primer país beneficiario de fondos solidarios europeos en el período comprendido entre 2014-2020 (82.500 millones de euros), mira de forma sistemática a Estados Unidos en lo que a Defensa se refiere, al tiempo que Francia y Alemania promulgan un refuerzo del llamado Ejército europeo.

Por su parte, Airbus estaría dispuesta a tomar medidas legales contra la decisión que París considera “ilegal” y aseguran que el PiS habría tratado por todos los medios de romper el contrato y culpar a la compañía del fracaso. Entre las compensaciones que exigía, contemplaba una inyección económica de Airbus del 100% del valor del contrato en inversión industrial y transmisión de tecnología. Así, la empresa había ofrecido medio centenar de proyectos industriales vinculados a la producción de este tipo de helicópteros en Polonia, a lo cual los negociadores polacos reclamaron otros 50 proyectos. Airbus, que se había comprometido a entregar los primeros aparatos en 2017, había invertido ya en la compra de piezas y otros sistemas de desarrollo.

La primera ministra de Polonia, Beata Szydlo, ha asegurado que su Gobierno “va a defender los intereses de las empresas polacas” puesto que “el deber del Estado polaco es defender el interés nacional de Polonia, de sus empresas y de la economía polaca”, ha dicho Szydlo durante una rueda de prensa en una de las plantas de producción de la aeronáutica PZL en la localidad de Swidnik, al sureste del país.

Airbus ganó la licitación frente al grupo británico-italiano AgustaWestland y al estadounidense Sikorsky. “Planteamos condiciones que, tanto desde el punto de vista de defensa como de economía, eran más favorables para Polonia, aunque ellos (Airbus helicópteros) se han negado a aceptarlas, por lo que no era posible continuar las conversaciones”, añadió Szydlo.

El anterior Gobierno polaco del partido Plataforma Ciudadana optó por la compra de esos helicópteros rechazando las ofertas de competidores de la Sikorsky Aircraft Corporation y la Leonardo PZL Swidnik, ambas con plantas de producción en Polonia.

El ministro de Defensa polaco, Antoni Macierewicz, ha anunciado que las fuerzas especiales polacas contarán a final de año con nuevos helicópteros tipo Black Hawk, fabricado por Sikorsky Aircraft, lo que podría ser una señal de que Polonia optará finalmente por este modelo para la renovación de su fuerza aérea.

A toda esto tengo solo una advertencia a mi lector, ¿sigue apostando por la renta variable europea? Esta y no otra es la verdadera razón de este “Panoptikum”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s