La botella Nº 45: La estafa del Grupo Volkswagen y la revolución de los fiscales europeos

https://i0.wp.com/static3.mascoche.net/actualidad-seguridad-vial/files/2014/09/volkswagen-e-golf-policia-4.jpg

La noticia más importante que afecta directamente al Grupo Volkswagen es la entrada en acción de varios fiscales en numerosos países europeos, con el registro policial de diferentes sedes del grupo automovilístico alemán incluido. También acaba de actuar el fiscal español. Pero a diferencia de otros países, donde fueron los propios gobiernos que actuaron a través de sus respectivas Fiscalías, aquí la actuación del fiscal se basa en las querellas interpuestas por el Sindicato Colectivo de Funcionarios Públicos Manos Limpias, de la Asociación Internacional Antifraude para la Defensa de Afectados por Motores Volkswagen y otros. También la FACUA ha exigido por carta a Mariano Rajoy, Presidente del Gobierno español, la protección al consumidor, reclamando actuaciones a diferentes instituciones en el marco de sus respectivas competencias, para aplicar sanciones proporcionales a las dimensiones del presunto fraude.


Decía Horacio que la justicia, aunque anda cojeando, rara vez deja de alcanzar al criminal. El fiscal de la Audiencia Nacional Marcelo de Azcárraga mandó al juez central de Instrucción número 2, Ismael Moreno, un escrito solicitando la apertura de una investigación criminal sobre el caso de la manipulación de las emisiones de los motores de Volkswagen por tratarse presuntamente del fraude que puede ocasionar perjuicio económico en diferentes personas de todo el territorio nacional y ser objeto del delito contra la salud pública.

El fiscal indica que la manipulación de los propulsores parece consistir en la manipulación de los motores EA 189 para falsear los datos de la eficiencia energética del mismo, emitiendo gases por encima de lo permitido, lo que lo habilitaría para circular y apunta que los motores de bajos consumos tienen subvenciones públicas, por lo que “el engaño también podría haber supuesto un desembolso injustificado del Erario Público”.

Lo insólito de la demanda de la actuación judicial es la pasmosa pasividad del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. El fiscal pide datos a la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA) y ante esta situación, solicita al ejecutivo español reunir toda la información sobre la estafa del Grupo Volkswagen, así como informes periciales y de la compañía y de las ayudas públicas recibidas.

Asimismo, el fiscal de la Audiencia Nacional demanda recabar todos los comunicados emitidos por Volkswagen sobre el tema, la relación de vehículos afectados, el organigrama del grupo en España, la identificación de la empresa a la que se encargó fabricar el software, un informe sobre la instalación de dicho programa informático y otro de las medidas adoptadas para subsanar el perjuicio ocasionado.

Como sabemos el Volkswagen atribuye a un grupo de ingenieros el fraude de los motores, intentando convencernos que un grupo descontrolado de “locos terroristas” pueden manipular a escala mundial la producción de motores del Grupo Volkswagen. Qué pena que los directivos del Grupo Volkswagen no solamente carecen de vergüenza, sino también carecen de mínima imaginación decente para inventarse un pretexto mejor. Es muy difícil de creer que la alta dirección de la compañía no tuviera conocimiento de estas prácticas. Pero difícilmente podemos esperar de unos delincuentes que testifiquen contra si mismos. Así que es la hora que actué el poder judicial.

Lo que me preocupa enormemente es la pasividad del gobierno español ante el escándalo del Grupo Volkswagen. ¿Es solamente la preocupación por los puestos de trabajo de la multinacional que tiene en España? ¿No hay un interés real de investigar a fondo la trampa del Grupo Volkswagen que perjudicó seriamente la salud de los españoles? Bueno, en este caso podemos legalizar por ejemplo el tráfico de estupefacientes, seguramente afloraran muchos puestos de trabajo. No veo dónde está la diferencia: las dos actividades generan mucho dinero, dan puestos de trabajo, pero atentan contra la salud pública a escala nacional. No existe ninguna razón de Estado que pueda justificar retrasos en la búsqueda de la verdad en caso de la estafa del Grupo Volkswagen. Y teniendo en cuenta la nutrida lista de escándalos de corrupción que salpicaron el PP y el PSOE a lo largo de los últimos años, la gente puede tener dudas si detrás de este “silencio administrativo” solamente está la posible incompetencia y poca inteligencia de un determinado ministro, arropado por algunos colegas suyos, por cierto, muy molestos con la reciente entrevista del Sr. Montoro.

Con profunda tristeza constato que España está podrida por la corrupción hasta las esferas más altas del estado y necesita una verdadera cruzada contra la corrupción política, las tupidas marañas políticas y económicas que protagonizan la actualidad de los juzgados y tribunales del país y revela las claves de la necesaria regeneración de la sociedad a partir de la saturación de la paciencia de los ciudadanos.

La dejadez de funciones de la Administración pública en el particular caso del presunto fraude del Grupo Volkswagen hace un flaco favor al partido del gobierno a escasas semanas de las elecciones generales y puede pasar una factura muy cara al ejecutivo de Rajoy. No verlo es la clamorosa miopía de un político anticuado, dedicado al arte de obtener el dinero de los ricos y el voto de los pobres con el pretexto de proteger a los unos de los otros, para seguir endeudando el país y posponiendo todas las reformas estructurales absolutamente necesarias si queremos ser una potencia competitiva en el siglo XXI.

¿Por qué debe ser una asociación sin ánimo de lucro que libra la desigual batalla contra la multinacional alemana, defendiendo los derechos de los consumidores españoles? Éstas son las diez reivindicaciones que ha planteado FACUA al Gobierno de Rajoy:

1. Creación de una comisión de investigación en la que participen representantes ministeriales (Industria, Medio Ambiente, Sanidad, Interior y Economía), las comunidades autónomas y la sociedad civil (organizaciones de consumidores y ecologistas). Para evaluar las dimensiones del fraude, las posibles actuaciones sancionadoras y los cambios regulatorios que deben llevarse a cabo a nivel nacional y europeo es necesaria la intervención de la Secretaría General de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, la Secretaría de Estado de Medio Ambiente, la Secretaría General de Sanidad y Consumo y su Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan), la Dirección General de Tráfico (DGT) y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

2. Creación de una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados en la que comparezcan los ministros competentes para rendir cuentas de sus actuaciones y los máximos responsables del Grupo Volkswagen en España.

3. Comparecencia de los ministros competentes ante el Pleno del Consejo de Consumidores y Usuarios (CCU), órgano de representación y consulta constituido por representantes de las asociaciones de consumidores.

4. Coordinación de actuaciones entre la Secretaría General de Sanidad y Consumo del Ministerio de Sanidad y los institutos, agencias y direcciones generales de Consumo de las comunidades autónomas, para supervisar las medidas que ponga en marcha Volkswagen, atender las denuncias que formulen los afectados y emprender actuaciones sancionadoras por fraude a los consumidores.

5. Apertura de un expediente por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) para determinar si se ha vulnerado la Ley de Defensa de la Competencia e imponer, en su caso, las sanciones correspondientes.

6. Supervisión de los protocolos de actuación y llamadas a revisión que el Grupo Volkswagen pretende realizar a los automóviles afectados por el fraude para confirmar la idoneidad de las actuaciones y verificar sus resultados y consecuencias, entre ellas si provocarían la pérdida de prestaciones de los vehículos.

7. Puesta en marcha de un protocolo de inspección para evaluar las emisiones y prestaciones reales de los vehículos afectados por el fraude, a fin de determinar el alcance de las irregularidades y facilitar a los consumidores las acciones para reclamar indemnizaciones.

8. Exigencia por parte del Gobierno de España al Grupo Volkswagen de que asumirá sus responsabilidades por el fraude y responderá de todos los perjuicios causados a los consumidores, habilitando procedimientos y cauces ágiles para la presentación y tramitación de sus reclamaciones.

9. Aprobación de un Plan anual de inspección al sector de la automoción para verificar si los vehículos cumplen con los niveles de emisiones, potencia, consumo y otras características anunciadas por sus fabricantes o reguladas en la legislación.

10. Elaboración de un estudio para evaluar el impacto ambiental y a la salud de los consumidores que ha provocado el exceso de emisiones contaminantes de los automóviles afectados por el fraude en España.

Personalmente creo que las reivindicaciones planteados por FACUA son más que razonables. Lo que no entiendo es ¿por qué ninguna de estas diez propuestas han salido de los ministerios de Industria, Medio Ambiente, Sanidad, Interior y Economía?

¿Alguien me lo puede explicar por favor?

Para más información:
La botella Nº 50: ¡El 3.0 TDI del Volkswagen trucado! Afectados PORSCHE CAYENNE, AUDI A6, A7, A8, Q5, Q7 y Volkswagen TOUAREG
La botella Nº 47: Tres millones de vehículos Volkswagen necesitan cambios de piezas importantes y los vehículos comerciales siguen en venta con el motor EA 189 EU5 trucado.
La botella Nº 46: Localizado un nuevo software “extraño” en los vehículos diésel Volkswagen previstos para la venta en 2016. Y el Grupo Volkswagen ficha a una nueva estrella para la defensa.
La botella Nº 41. El origen del fraude del Grupo Volkswagen
La botella Nº 40. El fraude del Grupo Volkswagen: ya está disponible la consulta On-Line de Volkswagen para los afectados
La botella Nº 39. El golpe de gracia que puede hundir el Grupo Volkswagen
La botella Nº 38: La Estafa: ¿Y si el Grupo Volkswagen está preparando una quiebra ordenada?
La botella Nº 37. La Estafa del Grupo Volkswagen: ¿Cómo saber con mayor certeza si estoy afectado?
La botella Nº 36: Volkswagen España: el triste ejemplo de un doble fracaso.
La botella Nº 34: La estafa del Grupo Volkswagen o…. ¿Qué estafa? Está todo OK.
La botella Nº 33: El Grupo Volkswagen no detalla la lista completa de marcas y modelos afectados tal y como se esperaba. ¡Y Suiza prohíbe la venta de coches afectados!
La botella Nº32: la profunda Decepción con el Comunicado oficial del Grupo Volkswagen
La botella Nº31: El fraude del Grupo Volkswagen: el número de la bestia EA189: nuevos modelos afectados y la desatención de la marca en España.
La botella Nº 29: El escándalo en Grupo Volkswagen: la mentira como herramienta de venta… ¿y de vida?
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s