La botella Nº 20: “La metamorfosis” de Kafka y la mutación de la Unión Europea. Capítulo II – La crisis en Ucrania

https://i0.wp.com/www.ralphmag.org/HU/bug860x864.jpg
La imagen prestada con agradecimiento de lametamorfosisdemiriampineiro.blogspot.com

Capítulo II

Podríamos pensar que el asunto griego es una desagradable excepción. Pero las decepciones son más frecuentes que las excepciones. Hoy compartiré mi visión sobre el conflicto en Ucrania y la metamorfosis de consecuencias para las relaciones entre la Unión Europea y la Federación Rusa.

En el mes de julio la UE decidió renovar sus sanciones a Rusia. Para la economía global de la zona euro las contrapartidas rusas han sido mitigadas con numerosas subvenciones millonarias. Aparentemente Rusia ha perdido más que la UE. Pero con una severa crisis de los países emergentes y el colapso de materias primas, la situación volvería a empeorar. Rusia podría estar entre la espada y la pared. Una profunda recesión de su economía provocaría el endurecimiento y la radicalización de su régimen. Su gobierno, que nunca ha sido demasiado sabio ni tampoco muy moderado, sería capaz de decidir que el ataque es la mejor forma de defensa. Entonces la intervención de Rusia en Ucrania y la vuelta a la guerra fría podría ser factible si no se pone una solución dialogada encima de la mesa antes.

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/08/20/actualidad/1440091353_747611.html

La apuesta del mandatario ruso por la autodenominada República Popular de Donetsk (RPD) es una táctica efectiva en el marco de la estrategia global de enfrentamiento con el Occidente para salvaguardar los intereses legítimos de Rusia. Pero su cálculo pragmático se ha entrelazado con su propia supervivencia política. El sutil juego de sombras que desarrolla Putin en Ucrania está unido a las tecnologías de manipulación de la población rusa. Ante la amenaza del empobrecimiento profundo de su país con el consiguiente conflicto interno, él apostará sin temblor por la intervención directa en Ucrania como la única salvación de la “madre Rusia”. Y de su padre también.

Putin sabe que los occidentales no irán a luchar en Ucrania contra su ejército. Pero una nueva escalada del conflicto armado obligará a los países occidentales aumentar el gasto en defensa, lo que impedirá reducir sus déficits. Empeorará aún más la situación económica en la zona euro. Agravada con la latente crisis griega y la emergencia humanitaria de la inmigración ilegal, Europa tendrá el éxodo de nuevos refugiados en la frontera con Ucrania.

Probablemente alguien puede pensar que el aumento del gasto militar será igual o menor a lo que nos cuesta mantener con vida la maltrecha economía ucraniana y, por tanto, su posible ocupación no debe preocuparnos. Craso error. Con la ralentización profunda de los países BRICS, la guerra de divisas, posible Grexsit y la amenaza yihadista, la posible intervención militar rusa en Ucrania acabaría con cualquier esperanza de crecimiento en la Unión Europea. Y, probablemente, también acabaría la UE tal y como la conocemos ahora.

Entiendo que la apuesta de Bruselas hoy es distinta: aprovechando el desplome de materias primas, debilitar aún más el régimen de Putin con sanciones económicas, provocando el levantamiento del pueblo ruso contra sus gobernantes. ¿Han preguntado a los ciudadanos europeos si queremos jugar a la ruleta rusa?

Desde mi punto de vista es una apuesta demasiado arriesgada, hecha con clamoroso desconocimiento de la mentalidad rusa y las particularidades de aquella sociedad. Además la receta parece del mismo discípulo fracasado que prometió el resplandor democrático en el oriente medio después de las revoluciones árabes. ¿Era peor Livia con Muamar el Gadafi que el desmadre actual? ¿Era peor el Irak de Sadam Hussein que Irak en manos de Al Qaeda y del IS? ¿Es peor Siria de Bashar al-Asad que el Estado Islámico de Levante de Abu Bakr al-Baghdadi? ¿Es más “democrático” Abdelfatah Al-Sisi que era Hosni Mubarak en Egipto? Me hierve la sangre cuando veo tanta hipocresía…

La peor herencia que puede dejar Putin no es su apuesta por el fortaleciendo a toda costa del estado ruso en la arena internacional. Su gravísimo error del estadista político es eliminar cualquier tipo de oposición pro-occidental y apostar por los ideólogos del nacionalismo ruso de corte radical y mentalidad soviética. Cuando él dejará el poder sin oponentes reales de peso, independientemente de la causa de su marcha, en Rusia comenzarán a desarrollarse procesos muy destructivos y levantarán cabeza los peores nacionalistas rusos. El próximo dirigente de aquel país podrá rozar la ideología fascista. Es el peor escenario político para todos, incluido a los propios rusos.

¿No sería más inteligente apostar por una salida dialogada con Rusia ahora? Todavía hay posibilidades de evitar la deriva del enfrentamiento al abismo. Si la UE logra salvaguardar sus propios intereses geopolíticos, conseguirá a medio y largo plazo una Rusia más civilizada y más europeísta. Si apostará por la vía de no asumir el papel protagonista, dejando que todo se resuelva por la gracia de Dios, tendrá una pesadilla a corto plazo. El auténtico milagro divino será que en Bruselas decidan asumir la responsabilidad que le corresponde a Europa en este grave conflicto de intereses.

Dicen algunos diplomáticos de alto rango con los que he tenido el placer de intercambiar opiniones sobre este asunto, que las interferencias externas y la acumulación de interés en aquella zona geopolítica, dificultan enormemente cualquier solución negociada al conflicto. Lo entiendo perfectamente. Pero también recuerdo que la famosa Crisis de los misiles en Cuba era mucho más sería que el conflicto ucraniano. Y, a pesar de su tremenda complejidad, pudo ser terminada, sin dar muestras de debilidad ni de derrota por ninguna de ambas potencias implicadas.

¿Y si el verdadero problema no está en la magnitud de su resolución, sino en la mediocridad de los que toman las decisiones? El genial Kafka dijo hace cien años: “Quien busca no halla, pero quien no busca es hallado”.

¿Y qué opina mi querido lector?

Capítulo III

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s