La Botella Nº13: La “prohibición de morirse” o el inolvidable mundo de Fellini y Mastroianni

Se dice que el sentido del humor prolonga la vida....
Se dice que el sentido del humor prolonga la vida….

Si Roma es una ciudad eterna, los italianos deben ser inmortales. Lástima que no lo sabían ni el legendario Federico Fellini, ni tampoco el inolvidable Marcello Mastroianni. Dos genios unidos para siempre por la “La dolce vita”. El primero era capaz de mostrar con su cámara el mundo de las situaciones más inverosímiles, pensamientos sorprendentes y fascinantes contradicciones del ser humano. El segundo siempre resultaba creíble como alguien que no reacciona a los hechos directamente, pero los observa detenidamente con lágrimas en los ojos y sonrisa en los labios.

La noticia que os traigo hoy es de las que no se olvidan fácilmente. Te dejan perplejo, atónito ante la incapacidad cerebral de procesar la información y entenderla. Resulta que en Sellia, en la región sureña de Calabria, el Alcalde ha aprobado una ordenanza que establece la prohibición de morirse a sus vecinos para frenar la despoblación. Y los infractores pagaran caro con impuestos más altos. ¿Creen que estoy de guasa? Pues la ordenanza municipal entró en vigor el miércoles. Véase la noticia:

Sigue leyendo

Anuncios