La botella Nº8. Un robot que es consciente de sí mismo: ¿somos conscientes de qué significa?

robotNAO

Las verdaderamente grandes noticias son como los acontecimientos más importantes en nuestras vidas: tanto los buenos, tanto los malos, siempre nos sorprenden desprevenidos. Hasta hoy se suponía que, por lo menos en la Tierra los únicos seres consientes somos nosotros, capaces de dar el sentido a otros seres inconscientes como, por ejemplo, las plantas y flores. La consciencia es la esencia de la vida humana. Uno de los temores de cualquier persona es convertirse en un vegetal, una planta que vive, pero no sabe que vive. Me atrevería a suponer que la gran mayoría de la gente preferiría no vivir en este estado. Y solamente el ejemplo de unos pocos que, tras varios años en estado vegetativo han podido recuperar plenamente la conciencia, mantiene conectados a las maquinas a otras personas en este estado, arropadas por sus seres queridos y la eterna esperanza.

La consciencia nos da el sentido incluso a nosotros mismos. Por eso la noticia sobre un simpático humanoide llamado Nao que fue capaz de reconocerse al intentar resolver un problema de lógica, me parece extraordinaria. No sé qué espera a la humanidad a medio y largo plazo, pero me intriga saber que tarde o temprano otro robot muy perfecto, que comportarse como un ser consiente, hará imposible distinguir las personas de las maquinas.

Sigue leyendo